if i’m not leaving you, why are you leaving me?

Ya sabes que nunca me gustó mojarme la ropa,
ni los sueños,
ni la punta de los zapatos.

Ya sabes que nunca me gustó ahogarme sin anestesia,
anestesia para esta sinestesia,
sinestesia de ti.

Ya sabes que nunca me gustaron los martes porque tenía clases de matemáticas por las tardes,
y se restaba una hora para hablar contigo,
por eso no me gustaban las matemáticas.

Ya sabes que nunca me sudaban las manos de los nervios.
A mí, directamente.
repentinamente,
en mi mente,
se me iba el corazón a la garganta y gritaba que alguien lo dejase salir de esa jaula.

Tengo un nudo en la garganta que me impide tragar todos los antinflamatorios que necesito para soportarme en dolor de cabeza.
Cuando era pequeña, mi padre solía decirme que si una postilla me picaba, era que se estaba curando.
Ahora, cada vez que necesito rascarme donde me han hecho daño, sonrío.

Vuelve a poner tus manos en mis medias.
Tira, desgarra,
necesito un cambio de velocidad y yo sola no puedo mover las manecillas.

He dejado de ser anímica pero sigo usando la misma frase de siempre:

if i’m not leaving you,
why are you leaving me?

IMG_3200.JPG

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: