Anne.

IMG_2222.JPG
Ella solía hablar sobre camas de hospital, eran demasiado incómodas para ella. Solía contar como había mantenido relaciones sexuales con diferentes hombres, extraños, y como esa niña que ella era y le gustaba ser desaparecía. Solía hablar de como caen las primeras gotas de lluvia en las noches de Septiembre, pero nunca, nunca la oí hablar de como había tocado fondo en la última botella, nunca la oiréis decir la palabra “caos” y nunca la veréis algo alterada, ni si quiera nerviosa; pero ella tiembla.
¿De miedo?, tal vez, nadie lo sabe, ni yo misma lo sé. Pero fuera lo que fuera, seguro que nervios no eran.

El café lo tomaba amargo, decía que ella lo notaba dulce, porque la amarga era ella. Picardía.
Cuando todos se encontraban aún en el refugio de sus sueños -que no son más que espejismos en un desierto de realidad- Ella ya había pedido su taxi, seguramente esperando que fuera a llevarle a alguna otra parte pero no a casa.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: